domingo, 27 de septiembre de 2015

Una estrategia disruptiva de Money Management


Supongamos que tengo un capital de 100.000€ para especular con él en una cuenta a la que llamaré cuenta madre.

También tenemos un sistema de inversión ganador, que ya hemos testado y utilizado en operativa real y que sabemos que nos da los siguientes ratios:

  • Rentabilidad anual media: 10%
  • Porcentaje de acierto: 60% 
  • Payoff ratio o tasa de ganancia pérdida: 1,5 a 1.
  • Número medio de operaciones anuales: 20
  • Riesgo por operación: 1% del valor de la cuenta
  • Stop inicial: 10%
(Es solo un ejemplo).


Lo normal, y lo que se suele hacer, es operar el sistema con los 100.000€ e ir añadiendo los beneficios que vamos obteniendo a la cuenta madre, re-invirtiéndolos. Así, dicha cuenta irá creciendo progresivamente.

La magia del interés compuesto, que le llaman algunos. 
Cuando se habla de esto, los blogeros suelen poner aquí una foto de Einstein diciendo no se qué chorrada de que el interés compuesto es la octava maravilla del mundo o algo así. Paso, está muy visto.

Pero, ¿es esta la mejor manera de utilizar los beneficios? ¿Es así como hay que hacerlo? 
Así es como lo hace todo el mundo, luego debe estar bien. Además, si lo ha dicho Einstein...

Pero, como no me creo ná, voy a enredar un poco a ver si puedo inventar algo para mejorar los resultados del tan afamado "interés compuesto", a ver que sale.




Por simplificar vamos a considerar que no pagamos impuestos, que si no, esto se va de madre.


Si hacemos lo que es habitual, es decir, añadir los beneficios generados cada año a la cuenta madre y re-invertirlos, al cabo de 20 años tendremos la cantidad total que se ve en la tabla de abajo. 




O sea, que 20 años después, tendríamos 611.591€. 

Está bastante bien. 

Si no hubiera reinvertido los beneficios ahora solo tendría los 100.000€ iniciales mas 20 años de 10.000€ de beneficio de cada año (20 x 10.000 = 200.000).  Total 100.000€ + 200.000 = 300.000€.

Que bueno esto del componer beneficios. Tengo mas del doble que si no lo hubiera hecho. Si es que estaba claro, este Einstein era un pasote y sabía de lo que hablaba.

En fin, que reinvirtiendo los beneficios habríamos multiplicado nuestra inversión inicial por 6.



Ahora vamos a dejar que se nos vaya la pinza un poco y a probar una parida que se me ha ocurrido, lo que traducido al idioma de los negocios que, claramente mola mucho mas, sería algo así como implementar una estrategia disruptiva surgida de un brainstorming utilizando técnicas de pensamiento lateral out-of-the-box.

Lo que nunca te contarán en un libro sobre inversiones. El money management según Superthon.

A ver que resultado da. 


Usaremos el mismo sistema, que ya sabemos que nos rinde un 10% anual. O sea que el primer año, ganamos 10.000€.

Pero ahora, en lugar de meter esos 10.000€ en la cuenta madre para reinvertirlos y componer rentabilidades, lo que vamos a hacer es meterlos en una cuenta diferente a la que llamaré cuenta hija.

Meto esos 10.000€ en una cuenta diferente y voy a operarlos usando el mismo sistema que en la cuenta madre, pero esta vez me voy a apalancar todo lo que me dejen en una sola operación, de tal manera que esos 10.000€ sean justo el riesgo que asumo. Si salta el stop, los pierdo enteritos. Digamos que me los juego a todo o nada usando, eso si, el mismo sistema de inversión que usé en la cuenta madre.

Como pongo el stop inicial al 10% del precio de entrada, eso significa que con esos 10.000€ podré comprar hasta 100.000€ del valor que elija. Mi riesgo por operación será de 10.000€ pero el valor de mi posición será de 100.000€. Cosas de la palanca y tal.


Si hago esto, durante esos 20 años,  tendré 20 tiradas, una por año. 20 balas.

Como el sistema tiene un porcentaje de aciertos del 60%, de los 20 tiros, tendremos 12 operaciones ganadoras y 8 perdedoras.

En las operaciones ganadoras, ganaremos 1,5 veces lo arriesgado en ellas y en las operaciones perdedoras, perderemos todo.

Es decir, si el primer año ganáramos en esta operación, ganaríamos 1,5 x 10.000€ = 15.000€ y si perdiéramos, perderíamos los 10.000€.

Lo que ganemos en estas operaciones en la cuenta hija, lo meteríamos en la cuenta madre.


Por facilidad, supongamos que perdemos los primeros 8 años y ganamos los 12 siguientes seguidos (para el calculo a 20 años, da igual). 

La cosa queda mas o menos de la siguiente manera:




Y chas!!! Magia Borrás.

Vaya, parece que ahora, usando mi parida de idea de, llamémosle "Gestión Monetaria de Superthon v1.0", la cartera a los 20 años, partiendo de la misma cantidad de dinero inicial y operando  el mismo sistema, es de 1,4 Millones, en lugar de 600.000€.

Hemos multiplicado la inversión inicial por 14, en lugar de por 6.

Vaya tela, lo mismo soy la leche y no lo sé. Tendré que ir pensando en escribir un libro.



Por hacerlo mas claro para los que no lo hayan cogido: 

Es como si metiera mis 100.000€ iniciales en un deposito bancario. 
Lo que me rente el depósito me lo juego al año siguiente apalancado a tope en CFDS. Si pierdo, perdí.

Si gano, lo que gane lo meto en el deposito. Así el deposito ira creciendo los años que me salga bien mi jugada apalancada y se mantendrá constante los años en los que me salga mal.


Si tienes un sistema ganador, la estrategia es B-R-U-T-A-L. 
Ortodoxa, no. ¿Y qué? ¿A qué venimos aquí a ganar dinero o a sacarnos un doctorado?



Esto que he contado es solo a modo de ejemplo, pero no es implementable, porque ningún sistema rinde exactamente un 10% anual todos los años.

El tema es que lo de hacerlo por años no es real, es solo por ilustrar como funciona.

Lo que hay que hacer realmente es abrir una posición superapalancada en la cuenta hija cada vez que la cuenta madre produzca una rentabilidad determinada (la S de Superthon), con independencia de lo que tarde en hacerlo.

Por ejemplo, cada vez que la cuenta madre produzca un 10%, cojo ese 10% y abro con el una nueva posición superapalancada en la cuenta hija. 



Ahora vas y te coges a un cliente de esos que tienes casi convencido para invertir contigo, le pasas el cuestionario chorra ese para determinar su perfil de riesgo y luego le dices que te vas a jugar su dinero haciendo esto. Verás la cara que pone. 


------------------------------------------------------------------
Update
------------------------------------------------------------------

Hay quien cree que el resultado depende del orden en el que se produzcan las pérdidas y las ganancias, pero no es así. 
Da exactamente igual.



Pongo una tabla perdiendo en la última operación para que se vea








5 comentarios:

  1. Revelador articulo. Y yo con la pala tirando de interés compuesto todo este tiempo... jejeje

    P.D. Para cuando ese libro??? jejejeje

    ResponderEliminar
  2. Como estudio teórico está genial, pero a nivel psicológico.....yo creo que no aguantaría perder 80.000 euros seguidos. Puede que al final, después de perder mis primeros 20 o 30 euros, las dos cuentas se irían a la mmm....

    ResponderEliminar
  3. Hombre, he puesto las 8 pérdidas seguidas por considerar el caso peor. Lo normal sería que las pérdidas estuvieran intercaladas con las ganancias.
    Lo importante es que la cuenta madre nunca baja, solo se queda igual o sube. Cuando pierdes, solo pierdes los beneficios de ese año

    ResponderEliminar
  4. Antonio, como sé que te interesa la gestión de capital dimensionamiento de carteras, tamañoposiciones....sería interesante que pudieras escribir alguna serie de artículos de esto. Hoy mismo me llegó el libro de Oscar Cagigas, a ver si soy capaz de entenderlo y,, como muchísima gente habla de su sistema de gestión, llevarlo a la práctica.....no sé, veremos.
    Saludos
    Luis Enrique

    ResponderEliminar